Tratamientos para combatir la celulitis

Tratamientos de Celulitis en Barcelona

Combatir la celulitis

La celulitis es una alteración del tejido graso, que afecta sobre todo a las mujeres, y que da un aspecto típico de la piel conocida como piel de naranja. No es imprescindible tener sobrepeso, lo encontramos también en mujeres delgadas.

Además del sexo, hay otros factores que pueden favorecer la aparición de celulitis: predisposición genética, hormonales, raciales, debido a alteraciones de la circulación etc.

 

Es importante conocer las posibles causas para poder tratarla adecuadamente.

 

A pesar de ser una patología crónica, hay que diferenciar el grado para adecuar las técnicas a utilizar.

Es evidente que en mucho de estos casos la cirugía es el arma terapéutica más efectiva para corregir estas “imperfecciones” y así se diagnostica e informa en Centro Clínico Mir-Mir.

 

En ciertos grados de evolución en estas patologías se pueden aportar herramientas terapéuticas combinadas que, a partir de un diagnóstico exhaustivo del paciente, la combinación de ellas de forma totalmente personalizada nos llevará a cubrir las expectativas del paciente, tratándose de técnicas mínimamente invasivas o no invasivas. Nuestros especialistas entienden perfectamente la etiología y el comportamiento de estas manifestaciones y por ello han desarrollado un programa terapéutico de choque personalizado en cada paciente para ayudarles en su evolución.

Por todo ello en nuestro programa clínico combinado están presentes una serie de armas terapéuticas con un objetivo muy definido.

tipos de celulitis y tratamiento

1. Edematosa o circulatoria: 

 

Es una celulitis incipiente que aparece en mujeres de todas las edades, aunque es más frecuente en la pubertad, también surge en mujeres entre 20 y 40 años con sobrepeso. Se observa fácilmente a la presión con ambas manos y se localiza principalmente en los miembros inferiores a los que puede invadir en su totalidad. Los síntomas relacionados con este tipo de celulitis son piernas cansadas, calambres, problemas de circulación en el entorno venoso y retención de líquidos, edemas hídricos y varices, entre otros.

 

Tratamientos:

 

Solos o combinados, los procedimientos están destinados a eliminar la retención de líquidos y favorecer la circulación.

  • Mesoterapia Alidya: Este preparado actúa devolviendo el equilibrio a las estructuras del tejido adiposo, mejora la circulación y reduce la inflamación.

Para obtener buenos resultados se necesitan entre 8 y 12 sesiones. Se realizan una vez a la semana. Puede ser necesarias sesiones de mantenimiento.

Efectos secundarios: molestias ligeras debido a la micropunción, aparición de pequeños hematomas, ligera inflamación. Todo desaparece en las horas o días posteriores.

  • Presoterapia: La presoterapia consiste en la aplicación de presiones sobre diferentes partes del cuerpo. Se realiza mediante compresión con un pantalón hinchable a través de un compresor que introduce aire a una presión fija o variable. El efecto de compresión y relajamiento alternados mejora la circulación venosa en la zona y actúa directamente sobre los nódulos celulíticos. Además, promueve la recuperación de la elasticidad cutánea.

La presoterapia también reduce la pesadez en las extremidades, mejora los edemas y la retención de líquidos, secundarios y puede aplicarse a personas de cualquier edad.

  • Tecarterapia: La diatermia por radiofrecuencia, también conocida como hipertermia de contacto,

es una técnica de electroterapia que usa las ondas de radio para tratar desde el interior del tejido enfermedades del aparato locomotor, tanto agudas como crónicas, y reducir su tiempo de recuperación.

  • Aumento de la temperatura y flujo sanguíneo 
  • Aumento de la síntesis de colágeno y elastina en la piel
  • Inhibición de la síntesis de grasa.
  • Repolarización de las membranas celulares

 

2. Quística o compacta:

 

Este tipo de celulitis afecta fundamentalmente a mujeres jóvenes. Quienes la padecen tienen tejidos firmes, bien tonificados y sin edemas; suelen ser deportistas o bailarinas con la piel dura al tacto y difícil de pellizcar. No obstante, en los glúteos y en las zonas internas y posteriores de los muslos tienen la conocida piel de naranja de apariencia rugosa, con hoyuelos y, a menudo suelen presentarse junto a estrías, ocasionadas por la ruptura de fibras elásticas de la piel.

 

Tratamientos:

 

  • Mesoterapia: Consiste en introducir, justo debajo de la piel, en el tejido celular subcutáneo, ciertos productos y medicamentos de reconocida eficacia para:
  1. Activar la circulación local
  2. Alterar la permeabilidad de las paredes celulares de los adipocitos y facilitar la liberación de su contenido graso
  3. Mejorar la oxigenación de los tejidos
  4. Producir una combustión local de las grasas
  5. Estimular la síntesis de colágeno para luchar contra la flacidez (aminoácidos, silicio…)
  • Vacumterapia: Favorece la circulación sanguínea y linfática, activa el metabolismo y junto con la mesoterapia reduce la fibrosis.

 

3. Flácida:

 

Es el tipo de celulitis que tienen las personas sedentarias, que han hecho mucho deporte y que de repente han dejado de hacerlo, o aquellas que han perdido mucho peso de forma brusca. Suele haber muy poco tono muscular en tejidos blandos.

Se aprecia el balanceo característico de la masa celulítica que flota entre la piel y los músculos en forma de pliegues y bultos flácidos.

 

Tratamientos:

 

  • Mesoterapia reafirmante: con sutancias lipolíticas y silicio.
  • Tecarterapia / Radiofrecuencia
  • Ejercicio físico de reafirmación.

 

 

Todos los tipos de celulitis deben seguir unas pautas dietéticas sanas.

Después de un exhaustivo diagnostico medico se adoptará el protocolo clínico más adecuado para cada paciente para que en un periodo no superior a dos meses podamos cubrir las necesidades de cada paciente con técnicas no quirúrgicas.

No necesita ninguna preparación. El especialista limpiará la zona a tratar antes de empezar el tratamiento.

Es importante aplicar frío durante las primeras horas, para lograr minimizar posibles molestias, así como reducir la inflamación de la zona.

OPINIÓN DE La EXPERTa

Dra. Maribel Martí

“La base vuelve a ser la alimentación. Una dieta equilibrada y variada ayudará en el correcto funcionamiento del sistema linfático y circulatorio”.

Formulario de contacto

    Su nombre

    Su e-mail

    Su teléfono

    Cita Presencial/Online

    Seleccione su centro

    Preferencia de cita:

    Motivo de consulta

    Su mensaje

    Le informamos de nuestra política de privacidad, aceptandola consiente que Centro Clínico Mir-Mir S.L.P. guarde sus datos según la legislación vigente, autoriza a que le contacten y está informado de que tiene derecho a acceder/rectificar/limitar/suprimir sus datos personales de nuestros registros.

    Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web. Confirmo que he leido y acepto el Aviso legal y la Política de Privacidad