Tratamiento de lesiones cutáneas con láser CO2

Tratamiento de lesiones cutáneas con láser CO2

En 1982 se instalo en España el primer láser de CO2 para uso quirúrgico. A día de hoy cada vez son más los pacientes que piden en consulta el tratamiento láser CO2 para tratarse las lesiones cutáneas. Hemos de tener presente que la composición de la piel -epidermis y particularmente dermis-, presenta gran contenido en agua que se convierte en la diana ideal para el láser de CO2, provocando efectos ablativos, de vaporización, de coagulación, así como efectos biomoduladores.

El láser CO2 es muy eficaz para el tratamiento de lesiones benignas muy comunes, como verrugas vulgares y lunares, los fibromas o las queratosis seborreicas, así como para la eliminación de lesiones producidas por otras patologías. Su elevada precisión y la capacidad de disparar de forma fraccionada, lo que permite enfriar el tejido entre disparo y disparo, hacen de este tratamiento una de las alternativas más eficaces, segura y con la obtención de los mejores resultados.

Es muy importante que previamente a la intervención, el paciente no se exponga al sol como mínimo en el periodo de una semana, para que la piel pueda formar las células nuevas. Algunos pacientes pueden necesitar una segunda sesión, dependiendo de la profundidad y las características de las lesiones, y de la capacidad de formar nuevo colágeno.

Cabe destacar que previo a la cirugía dermatológica por láser, la lesión será anestesiada, bien mediante inyección o bien mediante crema para el total confort del paciente. Gracias a su preciso scanner, el laser de CO2 nos permite intervenciones quirúrgicas muy precisas, tanto en superficie como en profundidad, sin apenas sangrado gracias a su capacidad de coagulación de pequeños vasos sanguíneos y linfáticos. Después del procedimiento, el paciente debe seguir las indicaciones clínicas prescritas por los especialistas para poder tener una recuperación perfecta del tejido en un periodo comprendido entre 7 y 10 días, en función de la lesión tratada. El paciente tan solo tendrá una sensación de ardor muy parecido a cuando uno va a la playa, que dura alrededor de 20 minutos.

Posteriormente a este periodo, la aplicación diaria de un fotoprotector adecuado permitirá que en pocos meses la piel recientemente tratada que muestra un aspecto rosáceo adquirirá el aspecto, tono, textura y color del tejido circundante.

Así mismo, las características del laser de CO2 nos permite realizar con total seguridad tratamiento de rejuvenecimiento facial total, párpado inferior, código de barras, mentón gracias al depósito térmico en dermis, activando la colagénesis, elastogénesis y neovascularización para una perfecta remodelación del tejido.

¡No olvides compartir si te ha interesado este artículo en Facebook y Twitter !

No Comments

Post A Comment

x