‘Occidentalizar’ el rostro: la moda que sigue en auge entre los asiáticos

‘Occidentalizar’ el rostro: la moda que sigue en auge entre los asiáticos

¿Se puede ‘occidentalizar’ la mirada de una persona oriental?

Mediante la ‘Blefaroplastia Asiática o de ‘doble párpado’ es posible. 

Entre occidentales y orientales hay diferencias marcadas en la forma externa de los párpados, que caracterizan a cada grupo racial. Desde hace algunos años, el modelo de belleza que han adoptado los jóvenes asiáticos ha sido el occidental. Intentan tener una nariz más proyectada, una cara más ovalada y sobretodo unos ojos más grandes, más abiertos, en definitiva “más occidentales”.

“Desde hace algunos años, el modelo de belleza que han adoptado los jóvenes asiáticos ha sido el occidental.”

Esta es sin duda alguna la intervención quirúrgica estética más demandada en la actualidad entre la población asiática. El pliegue palpebral, también llamado “surco de la belleza”, está ubicado en el borde palpebral superior y lo poseen todos los occidentales. Aproximadamente, el 50% de la población nace con el pliegue y la otra mitad, no. Esta porción de la población que no posee el pliegue es la que recurre a la cirugía para crearlo.

De este modo, ‘Occidentalizarse’ los ojos significa ni más ni menos que recrear el doble pliegue del párpado superior. La presencia de dicho pliegue proporciona la sensación de tener unos ojos más grandes y atractivos. La cirugía no pretende borrar las huellas raciales y rasgos característicos de la raza asiática, sino introducir un nuevo elemento para mejorar su aspecto final. Este nuevo elemento debe ser armónico al resto de la cara. Un doble pliegue alto puede ser muy atractivo para unos ojos occidentales pero no lo será tanto para unos ojos orientales, ya que no será armónico con el resto de los rasgos faciales. Sin embargo, un doble pliegue bajo en unos ojos orientales conseguirá plenamente el objetivo que perseguimos de mejorar el aspecto y conseguir unos ojos más bellos, a la vez que conservamos sus rasgos esenciales.

“Perseguimos de mejorar el aspecto y conseguir unos ojos más bellos, a la vez que conservamos sus rasgos esenciales.”

La intervención es sencilla,  realizándose bajo anestesia local en régimen ambulatorio. El tiempo de baja es mínimo, pudiendo el/la paciente incorporarse a la vida normal casi inmediatamente. Existen 2 opciones quirúrgicas:

La técnica abierta consiste en recrear el doble pliegue a través de una incisión en el párpado superior que finalmente resulta imperceptible.

La técnica cerrada recrea el doble pliegue mediante unos puntos de sutura sin necesidad de incisión alguna.

Cada una de las opciones tiene sus ventajas e inconveniente. La elección final de una técnica u otra dependerá de las características de cada párpado y de las preferencias de cada cirujano.

    

Dr. Tai-sik Yoon

 

¡No olvides compartir si te ha interesado este artículo en Facebook y Twitter !

No Comments

Post A Comment