Infiltraciones faciales: rejuvenecimiento y naturalidad

infiltraciones faciales

Infiltraciones faciales: rejuvenecimiento y naturalidad

El denominado rejuvenecimiento facial, concepto ampliamente extendido en los últimos años, no se circunscribe a un sólo tipo de práctica, sino que incluye todo un conjunto de tratamientos, quirúrgicos o no, destinados a corregir las arrugas y líneas de expresión que envejecen el rostro y dan apariencia de cansancio. Un buen ejemplo son las infiltraciones faciales

Tratamientos para rejuvenecer el rostro

Las intervenciones quirúrgicas faciales, entre las que también pueden encontrarse diferentes clases, como la blefaroplastia (cirugía de los párpados), otoplastias (de las orejas), rinoplastias (de la nariz) o múltiples tipos de lifting de cara o cuello, constituyen el tratamiento más agresivo, pero también el que consigue los mejores y más prolongados resultados. Entre ellas, las que más intervienen en el envejecimiento del rostro son las que afectan a la zona de los ojos.

Sin embargo, existe también un gran número de procedimientos no quirúrgicos para rejuvenecer el rostro, como tratamientos de láser-terapia, infiltraciones de relleno o de toxina botulínica, estimulaciones o dermoabrasión, que, aunque con unos resultados menos profundos y duraderos, resultan mucho menos agresivos.

Infiltraciones faciales ¿qué tipos hay?

Aunque los tipos de infiltración más habituales, especialmente referidas al rejuvenecimiento facial, son los rellenos de arrugas y toxinas como la botulínica (Bótox), existen más tipos en función del material empleado y los objetivos de cada uno:

  • La toxina botulínica tipo A (Bótox): para tratar el tercio superior de la cara que produce la paralización temporal de los músculos que causan las arrugas en zonas como la frente, el entrecejo y las patas de gallo
  • Ácido hialurónico: es el producto estrella de las infiltraciones faciales para reparar volúmenes y arrugas. Los resultados no son permanentes y suele perdurar aproximadamente un año
  • Hidroxiapatita cálcico, ácido poliláctico y otros incluyendo el ácido hialurónico: son productos incentivadores del colágeno produciendo tensado de la piel
  • Vitaminas y ácido hialurónico no reticulado: que se introducen mediante mesoterapia, provocando en la piel mayor luminosidad, nutrición y elasticidad. Es un producto aconsejable, más que como tratamiento en si mismo, como mantenimiento de los resultados conseguidos con otros tratamientos

En cuanto a la tendencia de durabilidad de los materiales usados en las infiltraciones, hace unos años se colocaban productos permanentes que en la actualidad, en la mayoría de los casos, no se aconseja. Se acaban comportando como cuerpos extraños y provocando bultomas, inflamaciones, desplazamientos del producto, etc.

Aunque el entorno de los 40 años es la edad más habitual para el inicio de tratamientos de rejuvenecimiento facial, no hay ninguna edad recomendada para empezar. Los signos de envejecimiento dependen tanto de factores genéticos como ambientales y es posible que una persona de 30 años ya tenga bolsas parpebrales, manchas faciales, arrugas marcadas, etc.

Empezar a tratarse, depende tanto del estado físico del paciente, como de la necesidad personal y/o psicológica.

Infiltraciones faciales en los hombres

Los tratamientos de blefaroplastia y bolsas palpebrales como tratamientos quirúrgicos, y también demandan mucho tratamientos láser para la piel manchada e infiltraciones con ácido hialurónico y botox.

Dejando de lado los quirúrgicos, los tratamientos más indicados para la flacidez serían las infiltraciones con incentivadores de colágeno y sobre todo la radiofrecuencia, en los casos indicados, que no son todos, porque estimula el colágeno tensando la piel.

Para hacer desaparecer las manchas y rejuvenecer el rostro, se debe hacer una valoración de la profundidad de las lesiones y así determinar el tratamiento a realizar. Habitualmente, el ideal es el realizado con láser o Luz Pulsada Intensa (IPL), aunque también se pueden mejorar con peelings químicos.

Existen también otro tipo de láseres más ablativos o agresivos que se utilizan para lesiones más profundas, y que además pueden producir un rejuvenecimiento total de la piel.

 

Si quieres más información sobre como rejuvenecer el rostro y las infiltraciones faciales, contacta con el Centro Clínico Mir-Mir.

Puedes reservar cita online y solicitar una primera consulta por videollamada.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.