Implantes mamarios, complicaciones y riesgos

Implantes mamarios, complicaciones y riesgos

Implantes mamarios, complicaciones y riesgos

La intervención quirúrgica para la colocación de implantes mamarios se realiza bajo anestesia general. El procedimiento consiste en practicar una incisión en el límite inferior de la areola-pezón, en el surco debajo de la mama o en el pliegue de la axila, y se introduce la prótesis mamaria para colocarla, bien debajo de la propia glándula mamaria o bien debajo del músculo del pecho que se encuentra, a su vez, por debajo de la glándula. La elección de la técnica depende del criterio del cirujano plástico.

¿Qué complicaciones pueden surgir con implantes mamarios?

Es importante tener muy presente que se trata de una cirugía y, por tanto, se pueden sufrir complicaciones locales como dolor o infección que con la administración de analgésicos y antibiótico de manera profiláctica tras la cirugía, se resuelve sin problemas.

En la cirugía de colocación de implantes mamarios, aunque no es habitual, también puede suceder una contractura capsular, consistente en la formación, alrededor de la prótesis, de un tejido cicatricial que la rodea, aísla, al mismo tiempo que la aprieta fuertemente dándole a la mama el aspecto de “una pelota” más o menos dura que le quita toda la naturalidad. Habitualmente se da más en pacientes que mantienen durante las primeras semanas una actitud de rigidez y tensión en la zona operada, por lo que es muy importante mantenerse relajada tras la intervención y comportarse, dentro de los límites marcados por el cirujano, como lo haría habitualmente. En muchos casos se requerirán tratamientos no quirúrgicos o reintervenciones quirúrgicas para tratar estas complicaciones.

Conviene conocer también que a lo largo de la vida de las prótesis, que no duran toda la vida, las complicaciones locales se acumulan. Por tanto, la información que reciba la mujer sobre las posibles complicaciones locales de este tipo de cirugía es fundamental para poder adoptar la decisión final de operarse o no.

La frecuencia de estas complicaciones estéticas se sitúa en el 12-14% a los 5 años, cuando la intervención es por aumento del tamaño del pecho, y 28-30% a los 5 años cuando es por reconstrucción del pecho, siendo el tiempo medio para retirar la prótesis mamaria de 15 a 20 años.

Existe una larga lista de complicaciones locales que pueden surgir por una intervención de colocación de implantes mamarios:

  • Atrofia del tejido mamario
  • Hematoma
  • Infección
  • Dolor en los pechos
  • Calcificaciones o depósitos de calcio en los pechos
  • Contractura capsular
  • Problemas cicatriciales y/o formación de queloides
  • Galactorrea o secreción de leche por el pezón
  • Inflamación o irritación
  • Malposición o desplazamiento de la prótesis
  • Cambios sensitivos en la mama o en el pezón
  • Ruptura o rechazo de la prótesis

De todas ellas, las más importantes por su frecuencia y consecuencias son el dolor mamario, la contractura capsular antes referida, cambios en las sensaciones en el pecho o en el pezón y la ruptura de la prótesis.

Algunas de estas complicaciones locales requerirán una reintervención quirúrgica y, en algunos casos, la retirada de la prótesis.

¿Existen riesgos para la salud producidos por las prótesis mamarias?

Algunas mujeres portadoras de implantes mamarias han desarrollado problemas de salud que ellas piensan que están relacionados con sus prótesis, pero la mayoría de estudios médicos y científicos no han conseguido demostrar tal asociación.

De las distintas enfermedades que se han intentado relacionar con las prótesis mamarias destacan: el cáncer de mama, la artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico o la esclerodermia entre otras, o trastornos (signos o síntomas) relacionados. Actualmente sabemos que el cáncer de mama no es más común en mujeres con prótesis mamarias frente a las que no las llevan.

La mayoría de las preocupaciones sobre la salud relacionadas con las prótesis mamarias se creen producidas por una reacción del organismo frente a un material extraño como es la silicona.

Recomendaciones tras la colocación de implantes mamarios

Lo que sí parece claro es que las prótesis mamarias pueden interferir con la detección precoz del cáncer de mama a la hora de hacer e interpretar una mamografía y la compresión de la mama durante esta prueba puede causar la ruptura de la prótesis, por lo que se recomienda la realización de ecografía mamaria o resonancia magnética y no mamografía.

En el Centro Clínico Mir-Mir somos expertos en intervenciones de aumento de pecho en Barcelona y Mataró, donde tenemos los centros.

No Comments

Post A Comment

x