Factores de crecimiento epidérmico (F.C.E.)

Factores de crecimiento epidérmico (F.C.E.)

Factores de crecimiento epidérmico (F.C.E.)

Con el paso del tiempo, la piel va perdiendo consistencia y elasticidad. Las alteraciones en las fibras de colágeno y elastina, y en la matriz extracelular, son las principales responsables. La piel aparece deshidratada, más delgada y laxa, con aparición de arrugas y una menor capacidad de renovarse.

Factores de crecimiento epidérmico (F.C.E.)

Los factores de crecimiento (F.C.) son mediadores biológicos que regulan las funciones de regeneración-reparación de los tejidos. Se usan para acelerar la cicatrización de las heridas y quemaduras; en injertos de hueso en odontologia y traumatología. En medicina estética se utilizan para revitalizar la piel: aceleran la regeneración, mejoran su textura, consistencia y color.

Los factores de crecimiento se obtienen mediante una sencilla extracción de sangre, como en una analítica de rutina. Con el centrifugado de la sangre, se obtiene el concentrado de plaquetas o plasma rico en plaquetas (P.R.P.). En media hora, podemos disponer de factores de crecimiento del propio paciente, mediante un procedimiento sencillo y estéril.

La inyección de estos factores por vía mesoterápica proporciona muy buenos resultados en el tratamiento del fotoenvejecimiento y las arrugas, posiblemente porque los factores de crecimiento propios, con los años van disminuyendo en número y efectividad.

Se suelen hacer 2 sesiones al año, en no más de una hora de consulta, y sin problemas de alegias, ya que el plasma es del propio paciente.

Protocolo de tratamiento:

1- Preparación de la piel:

  • Exfoliación o dermoabrasión
  • Tratamiento cosmético en domicilio

2- Nutrición de la piel:

  • Mesoterapia facial

3- Inyección de Factoers de Crecimiento.

4- Activación con calor de los factores de crecimiento.

Dra. Marta Busquets Romagosa.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.