El aumento de mama ¿qué tipos existen?

el aumento de mama

El aumento de mama ¿qué tipos existen?

El objetivo final de esta cirugía es el aumento de la talla del pecho manteniendo el aspecto natural, sin que se note el paso por quirófano. Este tipo de cirugía ha sufrido una gran evolución en los últimos años técnicamente y estéticamente ya que las cicatrices son cada vez más pequeñas y se realizan en zonas escondidas. Existe gran variedad de implantes mamarios que aseguran un resultado natural.

La técnica de implante de las prótesis se realiza actualmente, mediante dos vías de acceso:

  • Axilar: (en un pliegue de la axila) aunque esta técnica limita el tamaño y tipo de la prótesis a colocar.
  • Areolar: (en el borde de la areola mamaria) permite implantar todo tipo de prótesis y la cicatriz es apenas visible.

El tipo de prótesis mamaria que se implanta ha evolucionado mucho y en la actualidad las prótesis anatómicas son las más recomendadas ya que su forma de lágrima es muy similar a la de la mama natural y se dispone de variedad de medidas y proyecciones que se adaptan al contorno torácico de la paciente

Aumento de mama, qué técnica usar

En cuanto a la colocación de las prótesis puede realizarse en el:

  • Plano subglandular: (debajo de la glándula mamaria), la ventaja es una recuperación menos dolorosa y un buen resultado en mamas pequeñas y caídas, pero el aspecto es menos natural y hay más posibilidades de contractura capsular (reacción a cuerpo extraño).
  • Plano submuscular: (detrás del músculo pectoral) es la técnica más recomendada ya que existe menor índice de contractura capsular y no se aprecian al tacto. El resultado es totalmente natural. Resulta algo más molesta la recuperación ya que se debe realizar un “bolsillo” submuscular con el consiguiente desgarro de tejidos.

Para la aplicación de la técnica más adecuada de aumento de mama, a cada paciente, el cirujano debe realizar un estudio mamario previo mamario teniendo en cuenta las distancias entre el surco mamario y el esternón con el pezón, la anchura del tóraxy la de las propias mamas.

Además del resultado que busca la paciente en cuanto al tamaño de mamas que desea, el cirujano tendrá en cuenta todos esos parámetros a la hora de aconsejar la vía, técnica y tamaño del implante.

Este tipo de intervenciones se suele realizar bajo anestesia general y la paciente puede estar tan sólo unas horas ingresada. El postoperatorio suele ser algo doloroso en las primeras horas, aunque se indican siempre analgésicos y antiinflamatorios. En el postoperatorio inmediato la paciente podrá mover los brazos normalmente, aunque sin realizar esfuerzos ni movimientos bruscos durante las 2 ó 3 primeras semanas, y hasta los 2 meses no podrá practicar deportes.

Tras la intervención se colocará un vendaje que se quita en unos días y se coloca un sujetador especial que deberá llevar durante al menos un mes.

Los resultados son muy satisfactorios e inmediatos, aunque existirá inflamación las primeras semanas y también cierta rigidez que irá desapareciendo los siguientes meses. Existen casos que en dicha rigidez, llamada contractura capsular, persiste durante un tiempo. Existe la rara posibilidad de rechazo de prótesis, debido a que son cuerpos extraños a nuestro organismo y son causados por infección, hematomas o seromas importantes. Aunque la complicación más común es la contractura capsular ya mencionada.

Las prótesis, contrariamente a lo que se cree, no son para “toda la vida”, se romperán o deformarán tarde o temprano.

Los fabricantes de las prótesis dan una garantía de 10 años, aunque su duración suele ser mucho mayor. Cuando esto ocurra, deberemos sustituir estas prótesis por otras, cuyo resultado será igualmente satisfactorio. En Mir-Mir estaremos encantados de analizar su caso de aumento de pecho en Barcelona.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.