Dietas milagrosas

Dietas milagrosas

Dietas milagrosas

Las dietas milagrosas llevan a muchas personas a cometer errores en su alimentación que pueden repercutir gravemente en su salud. El principal riesgo de estas dietas, es la forma inadecuada depender peso a expensas de las propias proteínas (masa muscular), líquidos, electrolitos…. en lugar de la grasa corporal.

El gran existo de las mismas es la rapidez de adelgazamiento, además del poco esfuerzo que requieren, sin embargo, tales hechos solo quedan en promesas, porque no están basadas en fundamentos nutricionales correctos. Estas dietas son peligrosas para la salud por las carencias nutricionales que comportan y no enseñan a adquirir nuevos hábitos alimentarios para mantener la pérdida de peso a largo plazo.

Por el contrario, al abandonarlas se recuperan más quilos que los perdidos (efecto yo-yo) y además fomentan los errores, los más frecuentes son saltarse comidas, como el desayuno que es una de las más importantes; o bien, comer a deshoras (“picoteo”), ingiriendo alimentos que no sacian.

La realidad es que no existen fórmulas mágicas, píldoras, hierbas, dietas….si no que es la propia persona quien debe concienciarse se lo importante que es para su salud conseguir un normopeso y alimentarse correctamente. Antes de empezar una dieta es fundamental consultar a un médico para determinar cuales son las causas del sobrepeso y pautar una dieta adecuada en cada caso, indicando los suplementos necesarios.

Un posible ejemplo de estos alimentos ‘mágicos’ son los ‘diet’, que no siempre ayudaran a bajar de peso ni a mantener una nutrición saludable. Si no se tiene la suficiente información acerca de las condiciones que debe reunir un alimento para ser considerado dietético, podemos confundir los productos bajo la denominación “diet” con alimentos que contiene menos calorías o que son más naturales y, por consiguiente, es muy posible que el consumidor no consiga el efecto deseado o incluso obtenga un resultado inverso.

Es un error considerar que estos alimentos son hipocalóricos, puesto que no todos ellos son bajos en calorías, incluso algunos están enriquecidos con determinados nutrientes que tiene iguales e incluso más calorías que un producto corriente.

Es evidente que existe una publicidad engañosa ya que en algunos sistemas de etiquetados la información nutricional es incompleta, llevando al consumidor al error. Por lo tanto, es importante que no nos dejemos llevar por la atractiva apariencia de este tipo de productos ni por sus campañas publicitarias y, por el contrario, acudamos a un especialista para poder llevar a cabo una dieta equilibrada.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.