Cirugía del abdomen

Cirugía del abdomen

Recuperar la forma no resulta complicado. Se pueden eliminar la piel y grasa excesivas, reforzando la musculatura abdominal, cuando sea necesario, mediante una intervención conocida como dermolipectomía.

Los mejores candidatos para una abdominoplastia son las personas que aunque cercanas a su peso ideal presentan acúmulos de grasa en el abdomen junto a una piel fláccida y no responden a una dieta o ejercicio.

Es muy apropiado en el caso de mujeres que a causa de los embarazos tienen un estiramiento o dilatación irreversible de la piel y muscultura, o en caso de pérdidas importantes de peso corporal que no han sido acompañadas por una adaptación de la piel y ha quedado descolgada. La cicatriz resultante queda discretamente camuflada.

En ocasiones esta cirugía se combina con una liposucción de la zona en el mismo momento de la intervención.

Las molestias son escasas, posible sensación de tirantez en el abdomen e inflamación. Tras la intervención se recomiendan ejercicios leves y un control alimentario.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.