Cirugía de párpados: realidades y mitos de la blefaroplastia

Blefaroplastia o cirugía de párpados

Cirugía de párpados: realidades y mitos de la blefaroplastia

La blefaroplastia o cirugía de párpados es un procedimiento de cirugía que corrige el exceso de grasa y piel de las bolsas de párpados inferiores y de piel en los superiores, con lo que se consigue una notable sensación de rejuvenecimiento de la mirada. Los párpados caídos o hinchados son uno de los principales responsables de la apariencia de cansancio y edad, , y a menudo incluso pueden interferir en la visión.

Este procedimiento no tiene eficacia sobre las arrugas del lateral de los ojos (patas de gallo) u otro tipo de arrugas. Puede realizarse de manera aislada o junto a otras cirugías estéticas de la cara, como el lipolifting facial.

Qué es una blefaroplastia

Los pacientes con bolsas en los párpados, que pueden ser de origen hereditario y dan apariencia de cansancio, son los mejores candidatos. Generalmente tienen más de treinta y cinco años, pero en algunos casos en los que existe una tendencia familiar pueden ser notablemente más jóvenes.

A partir de aquí la persona que se somete a una blefaroplastia debe saber que la cirugía de párpados mejora su apariencia pero no cambia su forma ni expresión facial.

Aunque los riesgos de la blefaroplastia son reducidos, existen algunas condiciones médicas, como problemas de tiroides, falta de lágrimas, presión arterial alta, enfermedades cardiovasculares o diabetes, que pueden agravarlos. Asimismo, el glaucoma y el desprendimiento de retina pueden suponer un riesgo, y siempre conviene realizar una revisión oftalmológica previa a la blefaroplastia.

Procedimiento

En párpados superiores e inferiores se extirpa un huso de piel. Con anestesia local y en apenas 45 minutos se retira la grasa sobrante de los párpados inferiores mediante una incisión bajo las pestañas o, en caso de querer extirpar también piel o músculo, alargargándola un centímetro más allá del canto externo del ojo para no dejar tensión en borde del párpado inferior, ya que de lo contrario podría redondear el ojo, perdiendo la naturalidad en la expresión.

A través de estas incisiones se separa la piel de la grasa y músculo subyacentes, extirpando el exceso de grasa y, en ocasiones, el exceso de piel y músculo. Por último se cierran las incisiones con suturas muy finas. Cuando se intervienen los cuatro párpados, generalmente se empieza por los superiores.

En el caso de los pacientes más jóvenes, en los que únicamente hay exceso de grasa, la blefaroplastia de los párpados inferiores se puede realizar en el interior del párpado, lo que se conoce como blefaroplastia transconjuntival. Esta modalidad tiene la ventaja de no dejar cicatriz visible, aunque conviene realizarla con anestesia general.

En caso de que la intervención se realizara con sedación, el paciente permanecería una hora en clínica antes de marchar a casa.

Sin embargo, en la gran mayoría de los casos no hay dolor, sino tan solo molestias por la inflamación postoperatoria. Todos los puntos quedan extraídos a la semana; entonces el paciente podrá salir a la calle con unas gafas para disimular los morados. A las dos semanas la apariencia del paciente será ya la normal.

Cuidados posteriores

  • En caso de dolor se podrá tomar un analgésico tipo Paracetamol, no acido acetilsalicílico
  • Puede aplicarse frío mediante mascarillas o hielo seco
  • Los ojos deben lavarse tal y como explique el cirujano
  • Puede que deba aplicarse colirios apropiados a cada caso
  • Los puntos de sutura serán retirados antes de una semana
  • Durante los primeros días notará hinchazón y hematomas en los ojos
  • Conviene llevar gafas de sol y aplicar un filtro solar total durante unas semanas
  • En ocasiones aparecen molestias en la visión o fotofobia, que irán desapareciendo por sí solas
  • Si usa lentillas deberá esperar al menos dos semanas para volver ponérselas

Las cicatrices pueden tener un aspecto rosado durante las primeras semanas. Progresivamente irán desapareciendo hasta convertirse en un línea clara casi invisible. Los resultados de la blefaroplastia, un aspecto más joven y despierto, se mantienen durante años; en muchos casos, los resultados son permanentes.

Dónde se realiza

Al ser una intervención relativamente rápida y sencilla, prácticamente indolora y con un resultado óptimo con apenas dos semanas de recuperación, se trata de una de las operaciones de cirugía estética más demandadas, por lo que son muchos los centros y clínicas estéticas en las que se ofrece.

El Centro Clínico Mir-Mir, especializado en cirugía y medicina estética, destaca por su amplia trayectoria y profesionalidad, y es catalogado por sus clientes como un centro en busca de la excelencia. Una apuesta segura si busca una blefaroplastia en Barcelona con todas las garantías.

No Comments

Post A Comment

x