Cicatrices en una reducción mamaria

Reducción mamaria

Cicatrices en una reducción mamaria

La reducción mamaria consiste, como su propio nombre indica, en reducir el volumen de las mamas al mismo tiempo que se restaura la forma así como su posición en relación al tórax. Para que nos entendamos, consiste en disminuir el volumen de las mamas dejándolas bonitas de forma y ‘todo en su sitio’.

La cirugía puede llevarse a cabo a través de tres tipos de incisiones-cicatrices, dependiendo del volumen de la mama a reducir.

De tal forma que, a mayor volumen de las mamas, más número de cicatrices. Antes de entrar en detalles con los diferentes tipos de cicatrices, hay que recordar que las cicatrices en la mama habitualmente suelen quedar bien, entendiendo que la cicatrización es un proceso individual y particular de cada persona y, por tanto, imposible de predecir. Otro aspecto a tener en cuenta es que el proceso de cicatrización es un proceso que puede llevar hasta 12-15 meses, tiempo durante el cual la cicatriz evoluciona y mejora. Incluso pasado ese tiempo existe la posibilidad de complementar el tratamiento de las cicatrices mediante el láser y la micropigmentación areolar.

Reducción mamaria, tipos de cicatrices

    • Cicatriz periareolar significa cicatriz alrededor de la areola. En este caso, la reducción mamaria se realiza a través de esta única incisión. Está indicada en aquellos casos en los que la reducción de volumen es mínima, existe poco exceso de piel y la mama conserva en gran medida su posición en relación al tórax.

 

    • Cicatriz vertical significa cicatriz periareolar más una cicatriz en sentido vertical que une el borde inferior de la areola hasta el surco submamario. Está indicada en aquellos casos en los que la reducción de volumen es moderada-severa pero con un exceso de piel moderado. También puede utilizarse para aquellos casos en los que lo que persigue es reubicar el pecho caído en su posición óptima (mastopexia). La cicatriz vertical tendrá un aspecto fruncido al inicio, que poco a poco (en cuestión de 2-3 meses) se irá ‘alisando’ hasta normalizarse por completo.

 

  • Cicatriz ‘en T’. Significa cicatriz periareolar, cicatriz vertical más una cicatriz horizontal a lo largo del surco submamario. Está indicada en aquellos casos en los que la reducción de volumen en severa así como la piel redundante. La única manera de eliminar toda esa piel sobrante es mediante este diseño de la cicatriz. Igualmente nos permite reducir la mama, dar la forma deseada y reubicarla en la posición óptima en relación al tórax.

Cada caso y cada paciente es un mundo. Es por ello que la técnica quirúrgica debe adaptarse a cada caso en particular para responder de la mejor manera a sus necesidades.

Dr. Taisik Yoon

No Comments

Post A Comment