Liposucción con lipoláser

CIRUGÍA CORPORAL

Liposucción con lipoláser

Intervención quirúrgica que corrige los acúmulos grasos

La liposucción, también conocida como lipoescultura, es una técnica quirúrgica empleada para eliminar depósitos de grasa localizada en determinadas partes del cuerpo, como son las mejillas, el cuello, los brazos, las mamas, las rodillas o los tobillos, pero especialmente en el abdomen, las nalgas, las caderas o los muslos.

Consiste en la aspiración de la grasa a través de una cánula, conectada a una máquina de vacío o a una jeringa especial, mediante la realización de numerosos túneles en un área previamente marcada.

La liposucción con lipoláser supone un desarrollo de esta técnica, consistente en la incorporación de fibra óptica en el extremo de una microcánula flexible para transmitir energía láser a los tejidos grasos y facilitar su extracción.

El efecto de la energía láser sobre la grasa (y sobre ningún otro tejido) produce la destrucción de sus enlaces para convertirla en una emulsión líquida que se succiona a través de la microcánula.

La liposucción con lipoláser consiste, en definitiva, en la succión de grasa localizada, previamente licuada mediante la aplicación de energía láser.

Hay que señalar que ni la liposucción ni la liposucción con microláser pueden ser consideradas sustitutivas de la dieta o el ejercicio para la pérdida de peso, sino sólo como un método para retirar acúmulos de grasa localizada que no responden a dichas prácticas.

Asimismo, es importante saber que la liposucción no contribuye a mejorar la celulitis, ya que tan solo sirve para eliminar el exceso de grasa localizada.

Actualmente la intervención dura entre 1 y 2 horas, pero el tiempo es variable, desde 30 minutos hasta varias horas.

El lipoláser estimula la reorganización de colágeno, provocando un efecto de tensado cutáneo o reafirmante inmediato de la zona tratada, evitando la flacidez, tan característica tras la liposucción tradicional. El calor favorece la retracción postoperatoria, por lo que se evita el descolgamiento y la flaccidez. Con las liposucciones convencionales muchas veces los resultados se ven ensombrecidos por la flaccidez y el exceso de piel en zonas grandes en que es complicado se retraiga al nuevo perfil.

  • LIPOSUCCIÓN SIN FLACCIDEZ

    Con las liposucciones convencionales muchas veces los resultados se ven ensombrecidos por la flaccidez y el exceso de piel, pero el Lipoláser logra un efecto tensado de la piel.

  • CANDIDATO

    Aquellos que poseen un peso relativamente normal pero que tienen acúmulos de grasa en áreas localizadas. Lo más importante para obtener un contorno final óptimo es poseer un piel firme y elástica, ya que la piel “sobrante” se debe redistribuir sobre el nuevo contorno corporal.

  • RIESGOS

    Los riesgos se reducen notablemente si la intervención es realizada por un cirujano plástico cualificado en una clínica autorizada y siguiendo detenidamente sus instrucciones.

Liposucción asistida por láser

Una liposucción suele durar entre 1 y 2 horas, pero el tiempo es variable (desde 30 minutos a varias horas) dependiendo del área y la cantidad. Inicialmente, se realiza una pequeña incisión, suficiente como para poder introducir un tubo hueco denominado cánula de liposucción. El otro extremo de esta cánula se une a una máquina que produce vacío o a una jeringa especial. El cirujano mueve la cánula entre los depósitos grasos situados bajo la piel, rompiendo la grasa y succionándola.

Para obtener los mejores resultados clínicos tanto en grasa como en retracción de piel la tecnología nos debe aportar la posibilidad de tratar los dos aspectos a la vez bajo el control absoluto del cirujano.

Esto nos permite realizarlo de forma controlada la plataforma láser que dispone el Centro Clínico Mir-Mir de última generación ya que combina una longitud de onda y una potencia que permite junto a la tecnología especial de sus fibras y cánulas un control absoluto sobre el deposito térmico en el área de tratamiento dando como resultado un efecto lipolitico y de retracción cutánea deseado gracias el efecto térmico provocado.

Si la cantidad de grasa que se va a eliminar no excede la cantidad que su cirujano considere dependiendo de su salud, tamaño corporal y cirugía, se podrá con anestesia local más sedación e incluso en zonas pequeñas con anestesia local. En algunos casos se puede emplear anestesia peridural, la misma que se emplea para algunos partos. Si su cirujano plástico tiene previsto hacer liposucción de grandes zonas o tratar varias áreas distintas, se prefiere emplear anestesia general. Si la liposucción es importante, zonas grandes, se requerirá ingreso en clínica.

Se colocará una faja, medias o vendaje elástico sobre la zona tratada para controlar el hinchazón y el sangrado y para ayudar a la piel a adaptarse al nuevo contorno. Suele ser necesario llevarlo durante 2 ó 3 semanas, y luego sólo durante el día durante unas semanas más, dependiendo de las instrucciones de su cirujano plástico.
No hay que esperar unos resultados inmediatos tras la cirugía , incluso se encontrará más pesada debido al exceso de fluidos que se administran.

Las áreas liposuccionadas estarán hinchadas y con hematomas y se puede tener una sensación de quemazón. El dolor puede aliviarse con la medicación prescrita por su cirujano plástico. Puede perder sensibilidad en la zona tratada inicialmente que se irá recuperando.

La liposucción con lipoláser es empleada para eliminar depósitos de grasa previamente licuada de determinadas zonas del cuerpo, entre las que destacan el abdomen, las nalgas, las caderas o los muslos, pero que también puede aplicarse a las mejillas y el cuello, los brazos, las mamas, las rodillas o los tobillos.

Se recomienda comenzar caminar tan pronto como le sea posible (para prevenir la formación de trombos venosos en las piernas), a las pocas horas de la cirugía . Dependiendo de las zonas tratadas, se puede incorporar a su actividad diaria casi de inmediato y en casos de grandes cirugías a los 2 o 3 días. La hinchazón y los hematomas desaparecerán en el primer o segundo mes tras la liposucción; sin embargo, una mínima inflamación puede mantenerse durante 6 o más meses.

Aunque las complicaciones serias son muy raras, la infección y la pérdida excesiva de líquidos pueden provocar una situación grave. Las cicatrices de la liposucción son mínimas y situadas estratégicamente para que queden escondidas. Sin embargo, pueden presentarse algunos problemas estéticos, independientemente de la experiencia del cirujano plástico, como pueden ser las ondulaciones sobre la piel tratada, cambios de pigmentación que pueden ser permanentes si nos exponemos al sol. En algunos casos pueden producirse asimetrías o irregularidades que exijan una segunda intervención.

Los resultados son muy buenos, pero esto dependerá sobre todo de la capacidad de absorción de los líquidos retenidos en las zonas tratadas, de la elasticidad de la piel, la inflamación personal y del seguimiento de las órdenes medicas. Las zonas más conflictivas suelen ser la cara interna de muslos y brazos. Los resultados pueden ser permanentes, siempre y cuando mantenga una dieta adecuada y practique ejercicio periódicamente y empiezan a apreciarse a la semana, la evolución se evidente las primeras semanas, después será más lenta. A los tres meses nos acercaremos al que será el resultado final.

Postcirugía: Presoterapia y Drenaje Linfático Manual

 

En las fases inmediatamente posteriores a la cirugía se produce un estasis veno-linfatico que redunda en edemas e inflamaciones que mejoran de forma rápida con estas técnicas de tratamiento dando un pronóstico clínico de recuperación muy favorable para el paciente.

 

Para conseguir estos efectos clínicos las presiones y maniobras a realizar sobre el tejido han de ser precisas y personalizadas en cada paciente, por eso el disponer de personal cualificado para realizar un Drenaje Linfático Manual o tener la última tecnología en Presoterapia Medica aportará al paciente una rápida y satisfactoria recuperación.

 

En el Centro Clínico Mir-Mir son indispensables estas técnicas dentro del tratamiento debido a que son excelentes sistemas de apoyo para el tratamiento del éxtasis venoso y linfático que aportando una mejora importante en la reducción/eliminación de edemas, de piernas cansadas, en tratamientos post quirúrgicos y patología venosa superficial.

En que consite el lipolaser

por el Dr.Sebastián Mir Mir

La liposucción consigue importantes mejoras en nuestro contorno corporal. A continuación podéis ver estos vídeos en los que se muestra cómo es la liposucción en abdomen y en muslos.

More Facts
BALON INTRAGÁSTRICO
CIRUGÍA DE LA OBESIDAD

El balón intragástrico es un dispositivo de silicona que se deja flotando en el estómago a fin de provocar una sensación de saciedad y facilitar así la pérdida de peso.

CIRUGÍA CORPORAL
LIFTING DE MUSLOS

El lifting de muslos o crural es una técnica de cirugía plástica que elimina la flacidez de muslos y el descolgamiento.

medicina estetica facial
FLACIDEZ Y CELULITIS CORPORAL

La flacidez facial es uno de los grandes retos en dermatología estética, requiriendo habitualmente tratamiento quirúrgico para obtener los mejores resultados.

x