Cirugía del Abdomen – Abdominoplastia

CIRUGÍA CORPORAL

Cirugía del Abdomen – Abdominoplastia

Intervención para extirpar el exceso de piel y grasa de la parte media y baja del abdomen y reforzar la musculatura de la pared abdominal

La abdominoplastia es una intervención quirúrgica que se realiza bajo anestesia general y en Clínica, aunque en algunos casos, sobre todo en la mini-abdominoplastia y en la liposucción abdominal, se puede emplear anestesia local en régimen ambulatorio. Una abdominoplastia completa suele durar entre dos y tres horas, dependiendo de la cantidad de corrección necesaria. Una mini-abdominoplastia suele durar entre una y dos horas.

La abdominoplastia se realiza a través de una incisión larga de una cadera a la otra, justo encima del pubis. Se realiza una segunda incisión alrededor del ombligo, para poder separarlo de los tejidos de alrededor. A continuación, se separa la piel de la pared abdominal hacia arriba hasta alcanzar las costillas, exponiendo los músculos abdominales. Estos músculos son tensados y unidos en la línea media, proporcionando así una pared abdominal firme y una cintura más estrecha.

La piel separada es estirada en dirección al pubis y la piel sobrante extirpada; el ombligo se coloca en su nueva posición. Finalmente se realizan las suturas y se coloca un vendaje y un tubo de drenaje temporal para eliminar el exceso de fluidos que pueda acumularse en la zona intervenida. En la mini-abdominoplastia se emplea una incisión más pequeña, sin la incisión alrededor del ombligo. La piel se separa solo entre la incisión y el ombligo, se extirpa la piel sobrante y se realizan las suturas.

  • CIRUGÍA DEL ABDOMEN

    La abdominoplastia proporciona resultados excelentes en pacientes cuyos músculos abdominales están debilitados y poseen un exceso de piel y grasa.

  • CANDIDATO

    Mujeres u hombres que tienen una contorno corporal y un peso adecuado, pero que están preocupados por el exceso de piel en el abdomen con o sin acumulo de grasa.

  • RIESGOS

    Las complicaciones tras la cirugía, como la infección, hematomas o seromas, pueden ocurrir, pero son poco frecuentes. Son fácilmente controlables con antibióticos, drenajes y control médico.

Características de la abdominoplastia

Este procedimiento puede reducir drásticamente volumen del abdomen, aunque deja una cicatriz permanente que, dependiendo de la extensión del problema original y de la cirugía requerida para corregirlo, puede ser más o menos larga.

Esta cirugía es especialmente útil en mujeres que han tenido varios embarazos, tras los cuales la piel y músculos abdominales se han relajado y no han recuperado su tono inicial. También puede mejorar la pérdida de elasticidad de la piel en gente mayor, situación frecuentemente asociada a una obesidad moderada.

La abdominoplastia se realiza a través de una incisión larga de una cadera a la otra, justo encima del pubis. Se realiza una segunda incisión alrededor del ombligo, para poder separarlo de los tejidos de alrededor. A continuación, se separa la piel de la pared abdominal hacia arriba hasta alcanzar las costillas, exponiendo los músculos abdominales. Estos músculos son tensados y unidos en la línea media, proporcionando así una pared abdominal firme y una cintura más estrecha. La piel separada es estirada en dirección al pubis y la piel sobrante extirpada; el ombligo se coloca en su nueva posición.

Finalmente se realizan las suturas y se coloca un vendaje y un tubo de drenaje temporal para eliminar el exceso de fluidos que pueda acumularse en la zona intervenida. En la mini-abdominoplastia se emplea una incisión mucho más pequeña, también encima del pubis, no siendo necesaria la incisión alrededor del ombligo , que en algunos casos puede ser descendido al estirar la piel. La piel se separa solo entre la incisión y el ombligo, se extirpa la piel sobrante y se realizan las suturas.

La abdominoplastia se realiza bajo anestesia general y en Clínica, aunque en algunos casos, sobre todo en la mini-abdominoplastia y en la liposucción abdominal, se puede emplear anestesia local en régimen ambulatorio.

Una abdominoplastia completa suele durar entre 2 y 3 horas, dependiendo de la cantidad de corrección necesaria. Una mini-abdominoplastia suele durar entre 1 y 2 horas.

Durante los primeros días el abdomen suele estar algo inflamado y pueden notarse algunas molestias o dolor que se controla con medicación. Dependiendo de la extensión de la cirugía, se podrá marchar a casa al cabo de unas horas o permanecerá 24 h. ingresada. A pesar de que al principio no deba estirarse del todo, deberá comenzar a caminar tan pronto como sea posible.

Los puntos de la piel externos serán retirados entre los 5 y 7 días; los puntos internos, cuyos extremos salen por los extremos de la incisión, en 2 semanas. El vendaje se sustituirá por una faja abdominal que deberá llevar entre 4 y 6 semanas. El paciente puede volver a su trabajo en unas 2 semanas, mientras que otras precisan 3 ó 4 semanas de reposo y recuperación. El ejercicio físico ayuda a recuperarse antes. No obstante, los ejercicios fuertes deben evitarse hasta pasadas 6 semanas.

Las cicatrices pueden den dar el aspecto de empeorar durante las primeras semanas mientras están en periodo de curación. Hay que esperar entre 6 meses y 1 año para que la cicatriz se aplane y aclare. A pesar de que las cicatrices no desaparecerán nunca, estas no serán visibles, incluso cuando se lleve bikini o bañador. Para mejorar dichas cicatrices se aconseja utilizar láminas de silicona durante 2 o 3 meses. También la aplicación de laser al mes, condicionará una buena cicatriz.

Debe evitar la exposición de la cicatrices al sol al menos durante tres meses. La luz del sol puede provocar cambios permanentes de pigmentación en la piel, provocando el oscurecimiento de las cicatrices. Si la exposición al sol es imperativa, use protectores solares.

Siempre que se realiza una cirugía existen riegos, al igual que complicaciones relacionadas con este procedimiento en concreto. Las complicaciones tras la cirugía, como la infección , hematomas o seromas, pueden ocurrir, pero son poco frecuentes. Son fácilmente controlables con antibióticos, drenajes y control médico.

Una mala cicatrización del propio paciente, puede producir una cicatriz de mala calidad que, a veces, precisará una segunda cirugía. Los fumadores deben dejar de fumar unas semanas antes de la cirugía y deben ser advertidos de que el tabaco aumenta la posibilidad de complicaciones y retrasa la cicatrización.

La abdominoplastia proporciona resultados excelentes en pacientes cuyos músculos abdominales están debilitados y poseen un exceso de piel y grasa. En la mayoría de los casos los resultados son definitivos, siempre y cuando se acompañe de una dieta equilibrada y ejercicio periódico.

Postcirugía: Presoterapia y Drenaje Linfático Manual

 

En las fases inmediatamente posteriores a la cirugía se produce un estasis veno-linfatico que redunda en edemas e inflamaciones que mejoran de forma rápida con estas técnicas de tratamiento dando un pronóstico clínico de recuperación muy favorable para el paciente.

 

Para conseguir estos efectos clínicos las presiones y maniobras a realizar sobre el tejido han de ser precisas y personalizadas en cada paciente, por eso el disponer de personal cualificado para realizar un Drenaje Linfático Manual o tener la última tecnología en Presoterapia Medica aportará al paciente una rápida y satisfactoria recuperación.

 

En el Centro Clínico Mir-Mir son indispensables estas técnicas dentro del tratamiento debido a que son excelentes sistemas de apoyo para el tratamiento del éxtasis venoso y linfático que aportando una mejora importante en la reducción/eliminación de edemas, de piernas cansadas, en tratamientos post quirúrgicos y patología venosa superficial.

Abdominoplastia

Recomendación del cirujano

La recomendación del cirujano antes de someterle a una cirugía de este tipo, es que el paciente debe conseguir el peso adecuado y perder los “quilos de más”. La recomendación de posponer la cirugía también se da a las pacientes que pretendan tener futuros embarazos.

Durante la cirugía se tensan los músculos verticales del abdomen y pueden volver a relajarse en el transcurso de éste. Si existen cicatrices previas en el abdomen, esta cirugía puede estar contraindicada, aunque en otros casos, esta cirugía consigue eliminarlas.

More Facts
LIPOLASER
LIPOSUCCIÓN

La liposucción es una técnica quirúrgica encaminada a eliminar cúmulos localizados de grasa que no se pueden eliminar con la dieta.

CIRUGÍA CORPORAL
LIFTING DE MUSLOS

El lifting de muslos es una técnica de cirugía plástica que elimina la flacidez de muslos y el descolgamiento.

AUMENTO Y REMODELACIÓN DE NALGAS
AUMENTO DE NALGAS

Tenemos la cirugía plástica de aumento de nalgas con implantes para levantar o incrementar y remodelar el tamaño de sus nalgas de forma natural.

x